Seguridad y diseño: ¿aliados o enemigos?

Back to Noticias

Seguridad y diseño: ¿aliados o enemigos?

Lo más seguro es que al escuchar puertas de seguridad, muchos imaginamos la bóveda de un banco resguardada por una puerta de gran grosor, metálica, brillante y muy pesada. La seguridad es una condición indispensable para las instituciones financieras, también para establecimientos comerciales por la naturaleza de los bienes que resguardan. Sin embargo, a veces se nos olvida: la seguridad también es una tarea y necesidad familiar, pues es la protección de lo más valioso que tenemos, nuestros seres amados.  Considerando esto, es válido pensar que así como los bancos y los comercios invierten en mantener sus bienes seguros ¿por qué no habríamos de hacerlo nosotros en nuestras casas?

La respuesta quizás tenga que ver con que casi nadie quiere una puerta enorme, pesada y gris a la entrada de nuestra casa. La buena noticia es que eso no será un problema. Los avances en la elaboración de puertas de seguridad han permitido que en la actualidad se pueda contar con ellas en modelos muy versátiles y elegantes, sin dejar de perder la protección que deben brindar al comprador.  Para muchas personas es difícil confiar en que puertas de madera con vidrio sean lo suficientemente seguras como resistir un intento de robo, pero la verdad es que el entendimiento de los procedimientos de los asaltantes y la comprensión de las diversas necesidades de los clientes, ha permitido combinar de manera óptima seguridad y diseño. Las puertas de seguridad pueden ser imperceptibles en casas, oficinas y otros espacios interiores.

 

La seguridad comienza en casa.

Lograr una puerta para interiores, con los acabados que merece, que al mismo tiempo cuente con un alto nivel de seguridad exige procedimientos certificados, esto garantiza que el fabricante trabaja con los estándares que permiten el diseño adecuado y la protección requerida.  Es importante resaltar que las condiciones estructurales de una vivienda, o un inmueble de oficinas, son distintas a las de los bancos y locales comerciales, por lo tanto, las puertas deben satisfacer esos requerimientos, además de cubrir las expectativas del cliente.

Muchos clientes piensan que una puerta hecha toda de metal garantiza mayor seguridad, y que mientras más pesada más difícil será la ruptura, cuando la verdad es que una puerta pesada es poco conveniente para una casa, ya que debilita la pared que la sostiene, incluso creando pequeñas fracturas en la misma.  Sabiendo que hay varios niveles de resistencia a la ruptura, entendemos que hay puertas con distintos niveles de seguridad; la más usual combinación es la de una estructura interna metálica con un revestimiento de madera. Cuando los requerimientos del comprador apuntan hacia puertas de madera con vidrio, también se aplican refuerzos de metal en la estructura interna.  Seguramente hemos visitado algún amigo, familiar, o nos hemos dirigido a algún organismo público, embajada o empresa en la cual hemos visto hermosas puertas de madera, con diseños novedosos y elegantes, sin pensar que dentro de ella se encuentra una resistente estructura.

Un punto crucial de las puertas de seguridad es la cerradura. Allí es a donde normalmente el asaltante se dirigirá, con herramientas más o menos sofisticadas, para intentar entrar a la casa u oficina. Por eso es importante que seamos cuidadosos en este aspecto. Una buena puerta de seguridad cuenta con cerraduras blindadas, esto significa que tiene refuerzos en los lugares más vulnerables y que protege el núcleo del mecanismo. Las cerraduras más seguras cuentan con varios puntos de anclaje, lo que hace más difícil forzarlas. Por otra parte, muchos fabricantes optan por elaborar puertas con dos o más cerraduras independientes, esto optimiza de gran manera el nivel de seguridad de la puerta y dificulta a los asaltantes el proceso de robo. Todo esto puede ser logrado con un diseño discreto, que no atente contra la estética del espacio.

Otro aspecto que en ocasiones pasa inadvertido es la instalación. Al ver que se trata de puertas de madera con vidrio, pareciera que no hay mucha dificultad o exigencia al momento de instalarlas. La verdad es que la hora de instalación de la puerta es determinante, pues aunque se trate de cerraduras blindadas, una mala práctica puede debilitar la seguridad de la misma, y permitir al ladrón forzarla con mayor facilidad.  Desde el momento en que se realiza el pedido, hasta el punto en que el cliente ya cuenta con su puerta de seguridad, el proceso debe ser llevado a cabo por expertos, que trabajen bajo las normativas de calidad que rigen la fabricación de las mismas.

Finalmente, vale la pena reflexionar sobre el costo económico de una puerta que cumpla con los requerimientos descritos anteriormente. El proceso de fabricación e instalación de una puerta de seguridad con diseño para interiores, con cerraduras blindadas, implica unos costos significativos. Muchos, al ver esto, se inclinan por opciones mucho más económicas, pero que no garantizan seguridad o que pueden estar elaboradas sin atender las normativas y estándares de calidad.  Si bien es alto el costo al momento de la inversión, los beneficios se verán reflejados durante largo tiempo, en algo tan importante como el hecho de vivir seguros junto a nuestros seres cercanos.

Share this post

Back to Noticias